Embarazo y Alimentación

¿Comer por dos? ¿Debo tener cuidado con ciertos alimentos? ¿Cuánto debo subir de peso? ¿Qué hacer para estar lo más saludable posible y cuidar a este nuevo ser? Son algunas de las preguntas que se nos vienen a la cabeza al momento que nos dan la gran noticia, ¿o no? A continuación, te invito a resolver esto y más!

Si ya estás embarazada, te cuento que en este mismo instante tu útero ya está con todo un sistema de apoyo para el crecimiento de tu guagua, a través de la placenta. ¿Qué quiere decir esto? Que tu sangre llega a la placenta con nutrientes, los cuales son absorbidos y transportados por el cordón umbilical y al mismo tiempo tu bebé lleva elementos de desecho por la sangre, pero en el sentido contrario, es decir: tu hijo o hija es capaz de nutrirse y respirar a través de la placenta.

Debido a lo anterior, es que una buena nutrición durante la gestación, incluso antes y en el postparto son de gran importancia para una óptima salud de la mujer y su hijo.

La alimentación en esta etapa irá cambiando a medida de los cambios que experimentes semana a semana, Comer por dos no es una opción y la calidad es más importante que la cantidad, dando prioridad siempre a alimentos de origen natural, con menos ingredientes y evitar procesados.

En la consulta de ingreso que tengas con tu médico tratante, registrarán el peso con que iniciaste el embarazo y según esto harán una estimación promedio de incremento de peso para cuando cumplas las 40 semanas. Debemos tener en cuenta un aumento mínimo de 7 kilos considerando guagua, líquido amniótico, placenta, entre otros.

Para que tu dieta sea adecuada debe estar a cargo de una Nutricionista quien se encargará de realizar un cuestionario con enfoque integrativo que incluirá aspectos en el estilo de vida, antecedentes de salud, preferencias alimentarias, economía del hogar, antecedentes familiares, entre otros.

Algunas recomendaciones generales para tomar en consideración:

  • Lograr una alimentación variada, natural, sin procesados y equilibrada en nutrientes.
  • Suplementar con ácido fólico tres meses antes de quedar embarazada y durante el primer trimestre.
  • Evaluar necesidad de suplementar con nutrientes críticos propios de la gestación, tales como: calcio, hierro y algunas vitaminas como es el caso de B12 en embarazadas vegetarianas o veganas.
  • Suspender ingesta de alcohol, tabaco
  • Evitar cafeína y no consumir té o infusiones de hierbas junto con alimentos.
  • Reducir el consumo de endulzantes y evitar el consumo de azúcar (en ambos casos, identificar también en etiquetado nutricional)
  • Todos los alimentos que consumas deben ser adecuadamente cocinados: nada crudo ni parcialmente cocinado. Tampoco puedes consumir lácteos y quesos que no estén pasteurizados, embutidos, pescado ahumado. Todo esto con el fin de evitar enfermedades transmitidas por los alimentos, como es el caso de la Listeriosis.
  • Correcto lavado de frutas y verduras.
  • Adecuada higiene de superficies y utensilios a ocupar.
  • Por supuesto: lava tus manos correctamente, al menos por 20 segundos.

¿Sabías que, guagua en mapudungún significa bebé y en quechua niño o niña?

Aliméntate responsablemente, por ti y para ti y tu guagua.

Andrea Pacheco Maragaño

Nutricionista Integrativa

@nutriberry.cl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s