Probióticos

Cada niño nace con un conjunto único de flora en el intestino, llamada microbiota intestinal. La calidad y la diversidad de las bacterias, tanto “buenas” o “malas”, están determinadas en gran medida por la microbiota de la madre del niño, ya que, un feto obtiene su bacteria intestinal durante la gestación, el parto y el contacto con la piel de la madre y la lactancia.

La flora intestinal de una madre está influenciada por muchos factores, incluido la microbiota del padre. Y la flora intestinal de cualquiera de los padres puede verse afectada negativamente por varias cosas, tales como, alimentos procesados ??o azucarados, alimentos procesados ??con ingredientes modificados por ingeniería genética, contaminación, antibióticos, pastillas para la acidez estomacal sin receta, pesticidas en
alimentos, agua clorada y fluorada e incluso estrés.

Cuando se habla de bacterias intestinales, es bueno tener claro que lo que debemos tratar de hacer, es apoyar las bacterias “buenas”, para mejor la microbiota intestinal y así ayudar a la salud de nuestros niños. Esta es la razón por la cual muchos padres de hoy están recurriendo a suplementos probióticos de alta calidad para niños.

El ochenta por ciento del sistema inmune de los niños reside en su intestino, por lo que el equilibrio de la flora gastrointestinal juega un papel importante en la función inmune. Esto es particularmente importante para la salud de tu bebé a medida que crece ya que, su
sistema inmune inmaduro se pone a prueba constantemente cuando entra en contacto con bacterias y virus patógenos y otros alérgenos.

El revestimiento del intestino de un recién nacido es permeable y puede permitir que materiales “extraños” pasen al torrente sanguíneo, aumentando la posibilidad de una respuesta alérgica. Cuando un bebé es amamantado, la primera leche o calostro de la madre ayuda a formar una barrera protectora en este revestimiento de la mucosa. Esta barrera protectora también sirve como caldo de cultivo para las “buenas” bacterias que ayudan a proporcionar un refuerzo adicional.

A parte de ayudar a tener una buena salud inmune, los probióticos generan otros beneficios importantes, tales como:
Influyen en el metabolismo y el peso de tu hijo al promover el crecimiento y la supervivencia de bacterias buenas y beneficiosas.
Según investigaciones recientes, puede ayudar a reducir los posibles efectos secundarios adversos de las vacunas infantiles.
Los probióticos también ayudan con la salud y desarrollo cerebral durante el crecimiento de los niños.
Potencian una mejor digestión de los alimentos y a producir ciertos nutrientes que el cuerpo de los niños necesita.
Al mantener poblaciones saludables de bacterias, los probióticos ayudan a mantener un tracto urinario y vaginal (en niñas) saludable, sin infecciones.
Los bebés y niños que reciben probióticos tienden a experimentar menos gases, cólicos y reflujos, y tienen una eliminación más regular.
Asegurarse de que tu hijo reciba los probióticos que necesita es una inversión valiosa en la salud de hoy y mañana. Darles un suplemento probiótico de alta calidad puede ser un paso pequeño pero poderoso para marcar una diferencia significativa en el bienestar de tu
hijo. Igualmente te recomiendo siempre consultar con tu pediatra y elegir el probiotico de mejor calidad.
Entra a nuestra página y descubre los excelentes probioticos infantiles de la marca Biocare!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: